martes, 30 de junio de 2009

Divagando...

Pues hoy nos hemos despertado, como todos ya sabeis, con un accidente de aviación de la compañía estatal yemení, Yemenia. El avión iba a las Comoras desde Sana'a y hasta el momento se desconoce que pasó para que no llegara a su destino, pero el caso es que se cayó al mar y solo se ha salvado una niña de 14 años. Desde Francia dicen, según El Mundo, que el avión no había pasado un control allí hace dos años, aquí dicen, según traducción a mi árabe de los colegas, que el avión estaba en perfectas condiciones... Veremos por qué se accidentó pero a mi me empieza a dar yuyu coger el avión de vuelta. Lo mismo me vuelvo dando pedales siguiendo el ejemplo del gran Micky que llegó hasta aquí desde el Chopo (Sigüenza) con una bici.

El 'raro, raro' de Peter dándole al ordenador bajo la luz de una vela.
Este accidente no hace sino aumentar la sensación de 'periodo especial', como recuerdo que decían los cubanos, en el que vivimos. Hay cortes de luz todos los días, unos tres de dos horas cada uno repartidos durante toda la jornada, y suelen coincidir cuando me siento en casa con el internet o me apetece ver un rato la tele o he abierto el libro que traje de España porque estoy hasta el moño del árabe y el inglés. También hay escasez de agua. De hecho nuestro tanque de reserva, porque cada casa tiene uno y va consumiendo de él, lo llevamos llenando un mes con camiones cisterna. Esto se ha arreglado un poco en los últimos días y de vez en cuando oimos como cae un chorrillo de la red de agua pública. Dicen que es por falta de lluvia, este año parece que el monzón está de vacaciones y no ha caido nada, y los pozos se han ido secando. Afortunadamente esta noche, mientras veíamos la presentación de Kaká, por fin hemos tenido una tormentilla que algo aliviará y esperemos sea el comienzo de una verdadera estación de lluvias que buena falta nos hace.

La novedad en la casa es que estrenamos 'jaima¡' en el tejado, que los guiris utilizan para reuniones sociales nocturnas a la yemení (= sin cerveza), y hoy la hemos estado colocando Nathan, el yemení que nos medio limpia el hogar y un servidor. Es azul, la anterior era verde y como el americano no hace más que bricolages (yo no se que coño hace aquí porque entre tareas domésticas, partidos de fris-be, hablar con la parienta por internet y llevar a arreglar el coche está más que liado) decidió que era hora de cambiarla. Intensas negociaciones con el fámulo dieron como resultado eso que veis en la foto por 7.000 riales.
Sadiq y el americano fecilitandose tras el 'trabajo bien hecho'.
Por cierto que el yemení es como un niño. Cada vez que limpia algo nos llama para que veamos lo bien que le ha quedado: 'Sadiq (amigo) sube a ver como he dejado la cocina'; o 'Sadiq, baja a ver el baño. A que está bien?' Y nosotros: 'Pero que fenómeno que eres, contigo estrenamos casa todos los días' y cosas así que hacen que estire un poco su talla hasta llegar al 1,60m.

Y termino con un anuncio. Esta mañana visitando el blog de Borja, en el que a veces me entretengo y que tiene un buen montón de links. He pinchado el de la magna industria seguntina Botas de vino Jesús Blasco, S.L. y me he enterado que hasta se pueden comprar pellejos pá las fiestas y otras grandes ocasiones por internet. OLÉ las iniciativas de la tierra!!
http://www.mibotadevino.com/

Ale, un abrazo a todos y a pasarlo bien.

PD: De los secuestrados hace un par de semanas no hay noticia. Parece que siguen vivos pero vaya usted a saber. Veremos.

domingo, 28 de junio de 2009

Un partido... casi

Este fin de semana yemení he ido al fútbol.
Vistiéndo los colores de 'mi equipo del alma' en el bus camino del estadio...
El título se decidía en casa entre el Ahli (la Gente) de Sana'a y el Hilal (?) de Al'Hodeidah. El que ganara se llevaba el campeonato a sus vitrinas y el empate beneficiaba al Ahli que en el último mes ha desperdiciado una ventaja de 12 puntos sobre el Hilal. Durante toda la semana el ambiente estaba calentito: Que si el presidente del Hilal ha ido comprando partidos y va a pagar al árbitro, que si al ser también el presidente de la Federación ha ido amañando la competición para perjudicar al Ahli, que si los árbitros están contra nosotros y más cosas por el estilo que satisfacen el gusto de los yemeníes por las conspiraciones.Polis, jugadores, árbitros y, al fondo, la grada presidencial. Todo armonía!
Así el sábado en vez del viernes como estaba previsto, porque no ese día no podía ir ninguna autoridad a entregar la copa o porque amenazaba lluvia o porque al Hilal le convenía y su presidente hace lo que quiere con la liga (razones todas que me han dado para el cambio), el ambiente en el campo era impresionante. La hinchada del ahli de rojo animaba a los suyos, los del Hilal, de azul, hacían lo propio en franca minoría antes de comenzar el encuentro. Himnos, foto de familia, saludos para asegurar el fair-play y empieza el partido.Minutos iniciales: jugadores jugando y público animando.
El Ahli toma la iniciativa y ataca más aunque con poco peligro. El Hilal, con un tipo que parece Ronaldiño, se defiende y da fuertes patadas al balón al viejo estilo inglés. En las gradas el público se va relajando porque parece que el partido sa a ser del Ahli hasta que en el minuto 30 de la primera parte el árbitro se saca un penalti de la manga a favor del Hilal y se arma el lío. Un tipo bastante robusto salta al campo, la poli lo placa un poco, como el tipo se resiste con éxito (me dicen que es un oficial) le piden por favor que abandone el campo. Mientras le escoltan unos cinco polis el fulano coge una bandera y la agita mientras la grada le jalea enfervorizada... Tras unos momentos de incertidumbre el árbitro pita para que chute el delantero del Ahli y GOOOL... El tipo que se iba pacíficamente a su casa se da la vuelta, entra corriendo en el campo, los polis le siguen con pocas ganas, el fulano - bandera en la mano - enfila hacia el árbitro que trota también para escapar del energúmeno que esprinta con ganas y se acerca lo suficiente para darle un estacazo con el palo de la bandera antes de que se le echen encima los polis, los futbolistas y un grupo de gente que había cerca de donde el árbitro intentaba refugiarse.

Se monta un buen mogollón bajo la grada de presidencia, momento que aprovechan los seguidores del Ahli para denunciar a gritos que el Hilal ha comprado al árbitro y amenazar con saltar al campo. Los antidisturbios, viendo lo que se les viene encima y con pocas ganas de acabar magullados, intentan que la gente se calme enseñando las porras pero sin usarlas. En ese momento; con gritos en la grada, mogollón en el campo, más jaleo en la zona noble entre los presidentes de los clubes y cuando los jugadores del Ahli tienen que sacar del centro tras el gol; alguien del club decide que 'ya está bien, hombre, esto es una tomadura de pelo, el árbitro está comprado, vamonos a casa' y hace que los jugadores se retiran a la banda. Como si de una señal se tratara, cientos de personas del público se lanzan al campo a animar la fiesta... Ya está todo el mundo en la hierba: los jugadores y cuerpo técnico, las fuerzas del orden, la banda musical, policías de paisano, seguidores del Ahli, chavales que aprovechan para descuidar un balón, los responsables de los dos equipos...
video

Después de un ratillo en la 'verbena' los aficionados vuelven a la grada pero parece que los futbolistas no tienen ganas de jugar y hacen el paripé en la banda. Se rumorea que los presidentes se han sacudido un poco, que otro fulano importante ha sacado la jambia para poner orden y que ahora están discutiendo lo que hacen mientras se toman una tila. En la grada aprovechamos para dar trabajo a los chavales de las pipas, helados, chicles, tortas de cacahuetes y de semillas de sésamo pegajosasa y dulces, vendedores de una especie de judías que comemos con pimienta y aguadores que sirven vasos por 10 riales... También nos entretenemos con un chaval, de seis o siete años, que se ha puesto a hacer malabares con el balón en el campo y parece un pequeño Maradona. El público le jalea, la prensa le hace fotos y le saca por la tele y los jugadores de los dos equipos están sentados en la hierba... joder, si esto es un pic-nic. Solo faltan la barbacoa y la panceta!!!

Al final, el partido, como parecía, se ha suspendido hasta nueva orden. Hoy, domingo, se han reunido las directivas para decidir lo que hacen así que mañana sabremos cuando se jugará (siempre y cuando no se líen a tortas entre los presidentes o los subalternos que a mi no me extrañaría porque han quedado por la tarde e irán todos serviditos de qat). Nosotros volvimos a casa con la tripa llena, yo de helados, pero aún tuvimos tiempo en el autobús de gritar un poco más discutiendo con otros viajeros y todo el que nos cruzabamos en el atasco si había sido o no penalti o si el presidente del Hilal, que es también de la Federación de Fúrbol, tiene o no amañada la competición...

Saludos a todos y a pasarlo bien!!

PD: De los nuestros mejor no hablamos.

domingo, 21 de junio de 2009

Buscando curro...

En vista de que la colaboración del Gobierno con mi experiencia yemení está llegando a su fin y que la situación laboral en España está más bien cruda, especialmente en el sector periódistico alcarreño (saludos a los compañeros y ánimo a todos), el otro día, dándole vueltas a mi futuro con los colegas del hammam llegamos a la conclusión de que me tenía que quedar a trabajar en Yemen. ¿Y de qué?, pregunté yo. Y entre todos, con la voz cantante del tío Jaali, barajamos tres posibilidades acordes con mis capacidades y nivel de comunicación.
Currar en el té. Hay teterías repatidas por toda la zona vieja de Sana'a. Son cuartillos donde un fulano hace un té hiper-dulce que la gente consume al tutiplen, especialmente después de escupir el qat. Estos negocios cuentan con un oficial, el 'maestro' tetero (diremos) y uno a varios ayudantes que se encargan de repartir el té, lavar los vasos y, sobre todo, recogerlos de los muchos negocios aledaños a los que esto llegan a parar en unos portavasos diseñados al efecto. Lo bueno, que es fácil. Solo hay que ir preguntando a todo el que te cruzas 'Aina el'klass', donde está el vaso, y sumarlo a la pila que llevas.

Cogiendo vasos por la calle. No convenzo a nadie. Dimito.
Lo malo, que los negocios son familiares y no es fácil hacerse hueco. De hecho, el amigo Murad que a esto se dedica, afortunadamente no se nos ahogó en la piscina el otro día, me ha dicho que yo no tendría mucho éxito, que mejor montamos otra tetería con alguna de las estudiantas de árabe y seguro que el personal les haría más caso que a mi y les compra más tés.

Visto que el negocio del té no era para mi me sugirieron currar con una moto-taxi. Lo bueno, que se llevar una moto y así podría recordar lejanos tiempos de repartidos de sandwiches en Madrid. Además los fulano-moteros llevan tanto cuidado con sus clientes como en España con las pizzas. O sea, poco. Con Adel en la moto. Principio y fin de una prometedora pero fugaz carrera profesional.

El inconveniente mayor de esta opción es que apenas conozco las calles, de hecho fuera de la ciudad antigua solo dos, y no parece muy bueno dejar en manos del tipo que llevas la elección del camino porque lamayoría tampoco tiene ni idea de por donde se va donde quiere. Además hay mucha competencia y conducen de una forma tan imprudente que si yo les llevara no habría emoción y seguro que su vida correría más peligro porque los coches, sus conductores vamos, no están acostumbrados a que la gente se pare en los stops ni ceda el paso a nadie.

Así que después de barajar estas y otras opciones hemos dado con el curro ideal:
Estrenando la carretilla... Menuda emoción!!
La carretilla, o arabía como se llama aquí. Es fácil, hay que plantarse en el zoco, estar atento por si alguien grita: Iaa arabíaaaa!!!, acudir presto, cargar las cosas que el fulano ha comprado y llevarlas siguiendo sus pasos. No hay que hablar mucho, los precios se ajustan con facilidad, la ciudad está plagada de chavales que me pueden enseñar el oficio (muchos anuncian su paso con un chirrido de ruedas que reclaman aceite en un prolongado lamento, no les hacen caso) y no hace falta carnet, permiso ni papeles de ninguna clase. Solo comprarme una carretilla y empezar. Hoy he dado mis primeros pasos y no se me da mal del todo. Veremos. A pasarlo bien que casi es San Juan!!

PD: El amigo Ali Yahuas se encargó de las fotos, gracias. Las vieron sus padres y todos los vecinos, que después de examinar mi maneras a los mandos de la arabía me recomendaron, con mucho cariño, aplicarme con el árabe.

viernes, 19 de junio de 2009

Un poco de qat...

Durante los últimos días he acompañado al buen amigo Fathi a comprar qat. En estas visitas al zoco con más movimiento de la ciudad he comprobado que cuando las hojas de qat llegan a mi boca han sido manoseadas y olisquedas por al menos cien individuos. La cosa es así:
Un féliz vendedor de qat en su puesto a la espera de incautos.

El honrado vendedor de la droga nacional espera en su puesto la llegada de clientes. Estos, en un ramillete que en las horas punta alcanza el grado de avalancha, le piden una bolsa para comprobar la calidad del producto. El vendedor se resiste un poco, está atendiendo otras peticiones, así que, después de reclamar su atención con varios gritos y un par de meneos, ofrece una bolsita de su mercancía. El comprador la abre, examina las hojitas sacándolas de la bolsa con cuidado, les da la vuelta, se lleva la bolsa a la nariz para confirmar la frescura del producto, vuelve a meter la mano para ver si son tan suaves como parece, prueba una, no le gusta y devuelve la bolsa al fulano pidiéndole 'qat de verdad'. El vendedor la guarda raudo en un saquete que hay a sus pies o entre el zaub (traje blanco típico) y la camiseta abanderado que viste, y saca otra con un contenido parecido. Aún así, el que compra repite el examen con cuidado mientras la bolsa que examinó primero está en manos de otro tipo que hace la misma operación.

Lo he visto cientos de veces. Tipos poco aseados manoseando una bolsa de qat tras otra, moviéndose de vendedor en vendedor hasta que por sus manos y narices han pasado unas cincuenta, para después decidirse con una que probablemente no es la mejor ni la peor pero es la que le inspira más confianza. Con la bolsa que quiere comprar, a veces son más, en la mano empieza el regateo. Que si son mil. Que si estás de coña, toma 500 y tira millas. Que no, que esto es miel y se deshace en la boca. Bueno, parece bueno, toma 600... Así un rato hasta que uno de los dos se cansan y se pone fin al regateo con la compra o con la visita a otro 'expendedor de hojitas'. Lo que más mola es cuando no se llegan a poner de acuerdo del todo pero el comprador considera su oferta razonable y tira los billetes al regazo del vendedor y se da la vuelta y se pira. El otro empieza a dar voces, ven p'acá fulano que me debes 200, el otro no se da la vuelta y sigue andando, pero donde vas hijo de los judíos... pagamé todo, el fulano no hace ni caso y continúa su camino y entonces pasan dos cosas: que el vendedor considere que el esfuerzo de ir a buscarlo es mayor que la ganancia, sobre todo con otros tres tipos alrededor con sus bolsas en la mano que pueden desaparecer en cualquier momento y piense 'ya te pillaré'; o que se pique, se levante y vaya tras él con lo cual la cosa termina con más voces, algún forcejeo y la intervención de los 50 yemenís que hay alrededor. Un cachondeo, vamos.
Nuestro vendedor habitual de los últimos tiempos. El qat: las bolsas, el bulto de la tripa tras la jambia y, por supuesto, el bulto del carrillo.
Por cierto. Si una virtud de los buenos vendedores es conocer el producto podemos asegurar sin temor a equivocarnos que los que despachan qat lo conocen mejor que bien. No hay más que ver con que alegría acaban con parte de sus existencias antes de haberlas vendido venga a meterse hojitas en la boca. Lo que yo no acabo de entender es como pueden hacer negocios hasta las trancas de qat. Será que están acostumbrados, digo yo.

Ale, un saludo a todos y a pasarlo bien.

PD: Para tranquilidad de familiares y amigos informo de que solo mástico qat dos días a la semana. Empecé más valiente pero no era capaz de memorizar las nuevas palabras que estudiaba. Ahora le pego menos pero aprendo (y hablo) más.

miércoles, 17 de junio de 2009

Hechos un lío...

Así estamos por aquí. Primero con las noticias del secuestro de nueve extranjeros, algo que pasa a veces para conseguir algo del gobierno central. Después sobrecogidos con los rumores de que se habían cargado a siete de los nueve rehenes. Y ahora, cuando parece re-confirmado que han matado a tres mujeres y mantienen al resto secuestrado, una familia alemana y un ingeniero inglés, yo y la gente con la que hablo no sabemos qué pensar. De hecho hay mejor y mayor información fuera que aquí, aunque esto se deba probablemente a mi deficiente (aún) dominio del árabe. Lo que si he visto, que ha puesto la tele oficial en el teledirario de la noche, ha sido una manifestación en la capital de la región del secuestro, Sa'ada, para pedir la liberación de los retenidos y exigir a los malos el cese de acciones semejantes. Por ahora, solo preguntas.
Soldados yemeníes a la puerta de un cuartel.

¿Quién los ha secuestrado y matado? Ni idea, primero que los Houthis (el grupo secesionista del norte), ahora que Al'Qaeda, mañana...
¿Por y para qué? Otra incógnita, hasta donde yo se nadie ha reclamado la autoría ni ha pedido nada a cambio de los rehenes.
¿Y por qué a ellos? Esto es aún más raro. Se trata de ong's que llevan trabajando mucho tiempo en la zona, gente conocida por mucho personal ya que curran en el hospital y a nadie de la comarca se le ocurre pegar un tiro al que te puede abrir la tripa para curarte si te pones malo (especialmente si es el único que lo sabe hacer con un final feliz).

Puerta de un hospital camino de Taiz.

Hasta que se de con el paradero de los que faltan y se sepa qué y porqué pasó; el ejército sigue con la búsqueda de los secuestrados; el gobierno ha ofrecido una recompensa de 25.000$, que aquí es mucho dinero (5 millones de riales), por información que permita su liberación; y las familias de los rehenes, sus gobiernos y la colonia extranjera que se encuentra fuera de Sana'a con la congoja por las nubes.

Ale, un saludo a todos y a pasarlo bien.

PD: Lo que si se ha confirmado hoy han sido los primeros casos de gripe porcina, o influenza al'janasir como se dice por estas tierras. Cinco, empezando por un chaval que estudia en EEUU y que en su vuelta a casa se ha encargado de esparcir el germen alegremente... Veremos como acaba todo esto, pero según son de hipocondríacos los yemeníes ya me veo los hospitales desbordados.

lunes, 15 de junio de 2009

Una pena...

Cuando me lo han dicho no me lo podía creer... pero parece que se confirma.

SA'ADA, YEMEN.- Autoridades yemeníes informaron hoy que localizaron los cadáveres de siete de los nueve extranjeros secuestrados la semana pasada en el norte de Yemen, todos con diversas heridas de bala. 'Hemos descubierto los cuerpos de siete de los secuestrados y a dos niños vivos', informó esta mañana un responsable de las fuerzas de seguridad de Yemen, tras el hallazgo de los cadáveres, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya. Los asesinados fueron encontradas en una área montañosa cercana del la ciudad de Saada, al norte de Yemen, donde fueron secuestrados la semana pasado nueve extranjeros, siete alemanes -una pareja, tres niños y dos enfermeras-, un ingeniero británico y una surcoreana. Los nueve rehenes pertenecían a un grupo de ayuda internacional que ha trabajado por más de 35 años en un hospital de Saada, colindante con Arabia Saudita, según informó la víspera el ministerio de Defensa en un comunicado para informar el secuestro. Hasta la tarde de este lunes ningún grupo se ha responsabilizado del atentado, el más reciente de una serie de secuestros de extranjeros en varias zonas del país.

Según fuentes locales, en los últimos días también habría sido secuestrado un grupo médico del hospital en Jebla, al sur de Sanaa, donde un militante islamista mató a tres médicos estadounidenses en diciembre de 2002. Yemen, el país más pobre del mundo árabe, lucha contra una revuelta intermitente en el norte, un movimiento secesionista en el sur y una intensificada militancia de la organización terrorista Al Qaeda.

Lo dicho. Una pena que va a hacer que la gente se piense todavía más visitar este país. Según mis colegas, los autores de esta barbaridad no son yemeníes sino que vienen de fuera a liarla. Yo la verdad no lo sé, pero según lo que veo y me cuentan el país tiene muchas líneas de ruptura.

Por un lado la revuelta del norte, los Houthis de los que hablé el año pasado y que reciben apoyo, según mis fuentes, de Irán y Libia que de paso desestabilizan un poco la frontera sur de Arabia Saudí con la que no tienen buenas relaciones. En el sur está en marcha un creciente movimiento secesionista que hace poco, coincidiendo con la celebración del día de la unidad, salió a la calle para demostrar al gobierno que están ahí y son más de los que dicen los medios oficiales. Esos días también hubo un debate en Al'Jazeera entre un yemení pro-unidad y otro pro-división. En el trozo que vi casi se sacuden, un síntoma de como están los ánimos entre los más exaltados. También hay que tener en cuenta la presencia de Al Qaeda, aunque de esto no puedo hablar porque no tengo datos. Se rumorea desde hace tiempo que cuenta con bastiones en la zona desértica que recorre la zona norte del país y que, por cierto, no controla el gobierno.

Y no podemos olvidar las pateras que día si y día también llegan desde Somalia. Según un informe de Médicos sin Fronteras de 2008, en medio año se plantaron en Yemen unos 50.000 somalíes, etíopes y eritreos que huyen del hambre, la violencia y falta de futuro. Aquí se encuentran más o menos igual pero por lo menos no los matan aunque el país no tiene recursos para hacerse cargo de ellos y hace falta más ayuda internacional. En fin, que lo tenemos todo hecho un asco!! Un abrazo solidario a los afectados por el atentado y a todos los que andan por el mundo echando una mano para hacerlo un poco mejor.

PD: A todo esto hay que sumar los cortes de electricidad, tres cada día de unas dos horas cada uno aunque la hora exacta es una sorpresa, y de agua, este año ha llovido muy poco y no llega suficiente a las casas por lo que el personal va con garrafas a cogerla en las mezquitas o los hammams.

jueves, 11 de junio de 2009

Hadramaut dos...

De los tres Shibam que hay en Yemen este es el más conocido. Aparece en las postales típicas y en los folletos que animan a visitar este país. Shibam-Hadramaut, para diferenciarlo de los otros, es la famosa ciudad de los rascacielos que se levantan en el desierto.

Vista parcial de los rascacielos de Shibam.

En 1982 fue reconocida por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad y esto ha hecho que hasta ahora se mantenga más o menos como fue. Importante desde el 300 A.C. (más o menos), ha sido reconstruida en numerosas ocasiones por culpa de inundaciones del wadi en el que se asienta. La última ocurrió el año pasado y aunque perdonó a la ciudad no lo hizo con otras poblaciones e infraestructuras que continúan destruidas.Las cabras y el taxi. Una estampa que se repitió en otros sitios.

Al llegar, tras pago de entrada, nos dieron la bienvenida unos cuantos niños y un rebaño de cabras que quería coger un taxi. El olor de sus cagarrutas acompaña la visita recordándonos como olían los pequeños pueblos de Guadalajara cuando había rebaños de ovejas. La verdad es que los rascacielos son impactantes. Parece mentira que con solo barro y madera se puedan levantar estas estructuras.
Los niños y una tienda de recuerdos.
Por dentro tenían todo lo que esta gente necesitaba. Varios retretes que escupían a la calle, un par de cocinas, varios salones (para mujeres y para hombres separados) y habitaciones varias para acoger a los numerosos niños que seguro tenían (más o menos como ahora). En la mayoría continúa viviendo gente que reconstruye y encala las casas con cierta frecuencia.
Una puerta de lo más historiada.

Murallas afuera se levanta la nueva ciudad de Shibam que es bastante parecida a la vieja. Y entremedias lo que parece una playa que utilizan para jugar al fúbol hasta que el muecín llama a la oración del atardecer y el personal desaparece. Lo vimos desde enfrente. Donde un yemení pirado se llevó por delante la vida de unos turistas koreanos. Nuestro buen amigo Ignacio, a quién mando un abrazo, añade que cerca había unos turistas españoles. Yo no lo se, pero si parece, por lo que me contaron los polis que teníamos, que a los koreanos los buscaban por vaya usted a saber que razón ya que días después les volvieron a atacar en Sana'a cuando iban hacia el aeropuerto. Cosas que a veces pasan en este país que hacen que la gente se retraiga de visitarlo (logicamente). Una pena porque tiene mucho que ofrecer (siempre que uno no sea muy escrupuloso, esto os lo explico otro día).

Gracias a todos por los saludos y comentarios. Besos, abrazos y buen qat barato!! A cuidarse!

Os dejo con un cutre video de producción propia con una estampa de la city y la llamada a la oración que se distingue entre el ruido del viento.

video

sábado, 6 de junio de 2009

Hadramaut uno...

Un destino obligatorio turisteando por estas tierras de Allah, es la región de Hadramaut. Es la penúltima antes de llegar a Omán y tiene un bastante de desierto, otro bastante de wadis (cursos de agua estacionales que riegan unos campos muy productivos) y un puñado bueno de costa con playitas paradisiacas de las que ya hablaremos.En estos tiempos de zozobra en el país, el mejor medio para los extranjeros de llegar allí es en avión. A un precio razonable y en menos de una hora te plantas en Saiyun, la ciudad importante del norte, tras haber sobrevolado durante 45 minutos zonas desérticas y haber tenido una buena perspectiva aérea de la ciudad de Shibam. En el aeropuerto te espera el fulano que te conducirá por estas tierras, en nuestro caso un tipo larguirucho con rasgos etiopes que tenía la pachorra de los cubanos, y con ese nombre se quedó.

Palacio Al'Kathiri de Seiyun.
Aquí lo más destacable es un edificio blanco enorme que es lo más limpio de la ciudad. Parece que dentro hay un museo que, según una guía no ofrece nada de particular y según otra si tiene cosas que ver, pero que no pudimos visitar porque estaba cerrado. Este palacio hace las veces de oficina de la policía turística y aquí fichamos al primer soldadito que nos acompañó kalasnikov en mano en nuestro deambular hadramí.
Las protagonistas de esta epopeya y uno de los amables funcionarios del fusil.

Ya que el turista ha venido hasta aquí, no le cuesta nada acercarse hasta Tarim, una ciudad (?) de marcado espíritu religioso. El edificio más importante es una biblioteca con unos, dicen, 6.000 volúmenes sobre el Islam que vienen a consultar especialistas de todo el mundo. La parte que te dejan ver tiene algunos mal expuestos con mapas antiguos, explicaciones matemáticas, algún Corán y otras cosas que ni entiendes ni te explican. Eso si, puedes comprar (tras regateo) unas malas reproducciones de alguna de las páginas más coloridas de esos incunables.
Uno de los palacios abandonados... debió tener buena pinta, no?
En Tarim también hay varios palacetes venidos a menos con un aspecto de lo más decadente pero que en su día hicieron de la ciudad algo más importante. Los levantaron en los años 20 del siglo pasado los emigrantes que hicieron fortuna en el pacífico. El que visitamos, con algunos detalles modernistas, lo hizo un tipo que en Indonesia se hizo rico gracias a los hoteles. Cuando se cansó volvió al pueblico y se hizo una mansión al tutiplén. Desgraciadamente sus hijos, con un criterio que comparto, después de conocer el frenesí de la vida ciudadana se dijeron: que coño hacemos nosotros aquí!! Se fueron a vivir la gran vida a Sana'a (es otro decir) y así está el pobre palacio, con las ventanas rotas, los techos medio hundidos, los muebles abandonados... Aun así hay un tipo que te lo enseña y, creo recordar, hasta te cobra entrada por hacerlo. De esa relación de Tarim con el sudeste asiático quedan los numerosos jovenes de aquella región del mundo que hasta aquí vienen en verano a estudiar el Corán en profundidad y recordar el árabe de sus ancestros. A alguno vimos, con gorritos blancos impolutos, caminar por las calles polvorientas con los libros religiosos bajo el brazo.
Mezquita de Tarim y un montón de cables al aire.
A mi, lo que más me impresionó de este pueblo fueron unos trozos de pescado seco que parecían cuñas de madera de lo seco que estaba... ni idea de como se come eso, aunque si lo tienes a mano y te ataca alguién lo puedes utilizar como arma arrojadiza. Pero la visita 'de verdad de la buena' en Hadramut es Shibam, la ciudad con los rascacielos más antiguos del mundo que se levanta en pleno desierto y de la que hablaremos otro día. Hasta entonces os dejo con una vista general al atardecer (tomada desde el punto en que unos turistas koreanos tuvieron un mal encuentro).

Un saludo a todos y a pasarlo bien.

jueves, 4 de junio de 2009

Americanadas...

Nate, el fulano que me arrienda el camarote por unos exagerados 100$ al mes, se ha comprado un coche y hoy ha hecho su primer viaje con pasajeros.


Ha sido emocionante la expectación en el vecindario, sobre todo entre los críos, por vernos partir saliendo marcha atrás haciendo eses por un estrecho callejón rodeados de mil niños, unas cuantas madres y tres o cuatro paisanos que se estaban descojonando al ver lo complicado que lo estábamos haciendo. Tras algunas maniobras hemos conseguido poner rumbo hacia el zoco. Un error, estaba atestado de gente por lo que hemos tardado más que andando. Unos 15 minutos de pitidos, atasco, gente mirando, llevarnos un par de sombrillas de pequeños puestos que han acabado por el suelo y un amago de atropello más tarde hemos conseguido salir a una calle más moderna. Todo para que, después de avanzar un rato nadie supiera muy bien donde coño estábamos y como reconducir nuestro camino.Por fin lo hemos conseguido y el bueno de Nathan ha empezado a usar el pito, desgraciadamente de volumen europeo, para abrirse camino como los yemeníes y todo ha empezado a ir bien. Solo los sustos de costumbre que se tienen al montar en coche por aquí. Esta gente no se preocupa de lo que venga ni por donde, le dan a la bocina y allá películas... el que no se aparte peor para él. El objetivo era una escuela, la mejor de Sana'a, que está a las afueras y donde este tipo organiza partidos de friss-bi, o como se escriba. Yo no había jugado nunca así que por ver lo que era y, sobretodo, por montar en el coche en el viaje inaugural, hoy he acudido... y ahora estoy en casita, en vez de masticar qat con los colegas, agotaito!! Esto del friss-bi es como un partido de fútbol pero con el disco. Joer lo que he corrido. Me duele tó. Algo hemos recuperado cenando en un restaurante indio por unos 6$, que aquí es un clavo, y pasando un rato con el

policía que a la vuelta nos ha retenido por cruzar por un sitio prohibido. Ha sido acojonante. En vez de doblar hemos seguido recto, el tipo primero ha pitado, después ha hecho gestos con los brazos, nosotros seguíamos, ha hecho amago de correr, que viene-que viene! (gritaban los que iban en la parte de atrás), dale-dale (decíamos todos) y el poli, ni corto ni perezoso, para una de las muchas moto-taxis que hay, a por ellos (ha debido de decir) y unos 200 metros más adelante nos ha echado el alto. Un minuto después, por el otro lado, un todoterreno de soldados con metralletas que venían a por nosotros también. Al ver que éramos extranjeros se han pirado y el poli de tráfico nos ha explicado que allí no se puede ir recto, que para eso construyeron con mucho esfuerzo un tunel y un paso elevado, para que por allí solo pasaran los coches que fueran a cambiar de dirección... Unos perdone usted, es que el chaval está estrenando el coche y no sabe y varias gracias más tarde nos hemos marchado. Por cierto que todos sorprendidos de la actividad y celeridad demostradas por el poli, algo nada corriente en estas tierras. Debía ser que este no toma qat!!


Un abrazo a todos.

video

PD: Conducir por Yemen es complicado, por Sana'a un poco jodido, y hacerlo por la ciudad antigua una locura solo apta para yemeníes esquizofrenicos o hasta las trancas de qat (y que por lo tanto todo les resbala).

El camello y el camellero...

Tiene razón Carmen. Esta es una de las fotos más cachondas que hay de Yemen.
El amigo Mohammed Saber, el dueño de la almazara, su socio el camellero y nuestro protagonista.
Lo mejor, el camello que parece que está posando también y a su lado el camellero con un ojo mirando a la Ceca y el otro a la Meca... Digno de verse (para ello pinchar la fotografía). Les pillamos mientras hacían un alto en la jornada y estaban tomando un aperitivo. El camello, alfalfa que le iba dando su colega en cómodos manojos...
La foto está hecha en una almazara sananí. En la ciudad antigua hay unas cuantas en la planta baja de alguna casa. En ellas prensan semillas de sésamo para hacer aceite. Y lo hacen como en la edad media. Atan al camello a la prensa, que es de piedra, y el animal se pone a dar vueltas para ir estrujando las semillas. Dicen que el aceite es bueno para todo. Para comer, para cocinar, para untártelo por el cuerpo y que te mejore los dolores... Remedios medicinales de la tradición yemení. Yo lo he probado en uno de los panes que cuecen aquí y si es cierto que le da un punto.

Para terminar, un natalicio. Ya ha nacido Carmen, la hija de Silvia y Juan, y está así de hermosa. Un besazo y enhorabuena a los felices padres.Saludos a todos y a pasarlo bien!!

lunes, 1 de junio de 2009

Una pena...

Cuando me lo han dicho no me lo podía creer... pero parece que se confirma.

SA'ADA, YEMEN.- Autoridades yemeníes informaron hoy que localizaron los cadáveres de siete de los nueve extranjeros secuestrados la semana pasada en el norte de Yemen, todos con diversas heridas de bala. 'Hemos descubierto los cuerpos de siete de los secuestrados y a dos niños vivos', informó esta mañana un responsable de las fuerzas de seguridad de Yemen, tras el hallazgo de los cadáveres, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya. Los asesinados fueron encontradas en una área montañosa cercana del la ciudad de Saada, al norte de Yemen, donde fueron secuestrados la semana pasado nueve extranjeros, siete alemanes -una pareja, tres niños y dos enfermeras-, un ingeniero británico y una surcoreana. Los nueve rehenes pertenecían a un grupo de ayuda internacional que ha trabajado por más de 35 años en un hospital de Saada, colindante con Arabia Saudita, según informó la víspera el ministerio de Defensa en un comunicado para informar el secuestro. Hasta la tarde de este lunes ningún grupo se ha responsabilizado del atentado, el más reciente de una serie de secuestros de extranjeros en varias zonas del país.
Según fuentes locales, en los últimos días también habría sido secuestrado un grupo médico del hospital en Jebla, al sur de Sanaa, donde un militante islamista mató a tres médicos estadounidenses en diciembre de 2002. Yemen, el país más pobre del mundo árabe, lucha contra una revuelta intermitente en el norte, un movimiento secesionista en el sur y una intensificada militancia de la organización terrorista Al Qaeda.


Lo dicho. Una pena que va a hacer que la gente se piense todavía más visitar este país. Según mis colegas, los autores de esta barbaridad no son yemeníes sino que vienen de fuera a liarla. Yo la verdad no lo sé, pero según lo que veo y me cuentan el país tiene muchas líneas de ruptura.

Por un lado la revuelta del norte, los Houthis de los que hablé el año pasado y que reciben apoyo, según mis fuentes, de Irán y Libia que de paso desestabilizan un poco la frontera sur de Arabia Saudí con la que no tienen buenas relaciones. En el sur está en marcha un creciente movimiento secesionista que hace poco, coincidiendo con la celebración del día de la unidad, salió a la calle para demostrar al gobierno que están ahí y son más de los que dicen los medios oficiales. Esos días también hubo un debate en Al'Jazeera entre un yemení pro-unidad y otro pro-división. En el trozo que vi casi se sacuden, un síntoma de como están los ánimos entre los más exaltados. También hay que tener en cuenta la presencia de Al Qaeda, aunque de esto no puedo hablar porque no tengo datos. Se rumorea desde hace tiempo que cuenta con bastiones en la zona desértica que recorre la zona norte del país y que, por cierto, no controla el gobierno.

Y no podemos olvidar las pateras que día si y día también llegan desde Somalia. Según un informe de Médicos sin Fronteras de 2008, en medio año se plantaron en Yemen unos 50.000 somalíes, etíopes y eritreos que huyen del hambre, la violencia y falta de futuro. Aquí se encuentran más o menos igual pero por lo menos no los matan aunque el país no tiene recursos para hacerse cargo de ellos y hace falta más ayuda internacional. En fin, que lo tenemos todo hecho un asco!! Un abrazo solidario a los afectados por el atentado y a todos los que andan por el mundo echando una mano para hacerlo un poco mejor.

PD: A todo esto hay que sumar los cortes de electricidad, tres cada día de unas dos horas cada uno aunque la hora exacta es una sorpresa, y de agua, este año ha llovido muy poco y no llega suficiente a las casas por lo que el personal va con garrafas a cogerla en las mezquitas o los hammams.

Los hijos de Abdullah...

En total son seis, tres chicos y tres chicas. De ellas solo conozco a la pequeña, que es la viva estampa de su padre. Las dos mayores, que se casan en tres semanas, ya van disfrazadas de ninjas y no las he visto la cara... ni la cara ni la silueta. Con los chicos; Mohammed, Abdulghani y Kamal, paso muchos ratos. Su padre se pira al hammam, donde echa sus buenos ratos, y deja a cargo de la tienda al que tenga más a mano.
Abdulghani, con la frente pocha y el periódico por la página de sucesos.
Estos días es noticia Abdulghani, que casi se nos mata. Me lo contó Kamal, que estaba de 'rais' en tienda: Abdulghani está en casa enfermo. Ha tenido que ir al hospital, lo ha llevado mi tío, tenía mucha sangre. Esto es lo que yo entendí. Luego me lo explicaron mejor entre los primos. Resulta que estaba jugando al fútbol, le hicieron una falta y al suelo. Con tan mala suerte que se dió en la cabeza con una piedra y se abrió la frente. Parece que no es grave, pero debió doler lo suyo, él llorar bastante y en su casa darse un susto de muerte porque apareció con sangre chorreándole por la cara hasta el pecho. En total, cuatro o cinco puntos y un espectacular vendaje que está siendo la envidia de los colegas. El jueves le quitan los puntos y veremos con que cuidado (es un decir) cosen los médicos yemeníes.
Mohammed en primer plano leyendo los deportes. Al fondo, Abdulghani.
El mayor, Mohammed, que vemos tan serio leyendo el periódico es un futbolero de mucho cuidado y mantenemos monólogos futbolísticos en los que me entero, o creo que lo hago, de como está el fútbol en el país. Por lo visto hay un tal Alí Nono que es un fenómeno y alguna vez, cuando le ha imitado en alguna jugada, se ha hecho presente para riesgo de las vidrieras, espejos, collares y jambias que mal intenta vender Abdullah en la tienda.
Abdullah solo está tranquilo cuando lo tiene cerca como aquí. No siempre sucede.

El pequeño es Kamal. Un peligro. Uno de sus hobbies es escaparse de casa para llegar lo más lejos que pueda antes de que lo pillen. La más chunga fue cuando apenas sabía andar y hasta la noche no dieron con él. Otra, con unos seis años, llegó hasta el borde de la ciudad antigua, le entró el hambre, se puso a mirar a la gente en un restaurante y allí le encontró un vecino mientras los camareros le daban de comer. Y en la penúltima se llevó a su primo Rabiah a una exposición de coches que había a unos cinco kilómetros de casa. En esta ocasión fue la policía la que acabó por llevarlo a la tienda del padre.
Rabiah (el primo), Kamal y Abdulghani en el zoo el año pasado. Ahora todos son más grandes. Bueno, Abdulghani no.
La visita al zoo, menudo estres. Metían la mano por lo barrotes de las jaulas, saltaban las vallas para ver a los pobres animales más de cerca y en la zona de las rapaces, Kamal se subió hasta arriba para ver si un buitre tirado en el suelo estaba muerto o solo durmiendo... Como dice su padre, hay que tener mucho corazón para criar y querer a los hijos. Visto lo que le discuten todo, el suyo es XL. Un saludo y a pasarlo bien.

PD: Ya estoy apuntado como residente temporal en la Embajada. Si estalla una guerra contarán conmigo para salir de aquí pitando. Veremos.