lunes, 20 de julio de 2009

A medio camino...

Son las cinco de la mañana y estoy en el aeropuerto de Amman esperando el avión de vuelta a casa. La despedida yemení ha sido como tenía que ser:
1. Un buen follón. Que si te vienes conmigo; que no, dice Abdullah, que nos vamos tú y yo con Abdulhaalik; que Mohammed le ha dicho al americano de tu casa que nos tiene que llevar... A todo esto con bien de qat en los carrillos para aclararnos la mente. Entonces, ¿con quién te vas? Y ya respondían ellos, conmigo... Al final han sido dos coches, el del americano y el de Mohammed Koubani que estaba tranquilamente en su casa y le han sacado en pijama. Hemos llegado bien de hora aunque hemos tenido que esperar un buen rato a que Mohammed Hamud terminara de pintarme un regalo que a media tarde me ha asegurado que ya estaba listo. Cosas de Yemen.
2. Algún momento de flaqueza. Primero por la tarde, haciendo las últimas compras con Abdulwasha. Que que pena que te vayas, con lo bien que nos caes ha todos, si hasta uno de los Alis me ha llamado para que te deseara buen viaje y a ver cuando vuelves... Esto, con el bajón del qat y que uno es así pues nudo en la garganta al canto. Por la noche, que si te viene a buscar porque está la 'oficina' llena de personal que quiere despedirse, que si toma un cinturón a la yemení por si vistes jambia en el pueblo y otro a la europea de 'donde Faisal', el perturbao de Ali-Alejandro que dice 'no te olvides de la almendras y goodbye' con una cara, pero con una caaara. Otro, que si aún no me creo que te vayas, que si esto y que si lo otro... Pues más nudos en la garganta que a estas horas ya esta hecha un trapo....
3. Y qat!! Y menos mal, porque como esto te deja como te deja pues aunque estés jodío la lagrima fácil esa que abre la veda pues no se te cae. Bueno, luego un poco en el aeropuerto y es que, joder, ir dando besos de despedida a la yemení a 10 colegas uno detras de otro pues te acaba tocando y llegas a Ali que te dice: Iaa, Pablíto! No, no... y luego Fathi que no se quiere despedir y se te presenta con la cara tapada por la sumata... y es cuando les dices 'iros a tomar por saco que yo me voy a mi pueblo, coooññoo!!' Y es lo que estoy haciendo ahora.
Así que Yemen... hasta la próxima.
Y a todos vosotros pues también, que hasta la próxima, que os cuideis y que a pasarlo bien.
PD: Gracias por leer esto y por los cometarios, que se agradecen. Como despedida fue como más poética la del año pasado, sería otro tipo de qat, así que los interesados que lo lean aquí: http://correratodocorrer.blogspot.com/2008_07_01_archive.html
Por cierto, besos y abrazos para todos.

2 comentarios:

Borja dijo...

Welcome back Nacho, nos vemos pronto por Sigüenza, a que nos cuentes la aventura sin qat, pero con una copa, que supongo tendrás ganas de tomar una.

Un saludo

Anónimo dijo...

;)